¡Cristianas y cristianos! Digamos „no“ al sistema de muerte*

¡Participemos en las protestas contra el G-20 en Hamburgo!
Barbara Imholz
Instituto de Teología y Política (ITP)
Münster, Alemania

Del 7 al 9 de julio se reúnen en Hamburgo los jefes de estado de las 20 naciones más ricas del planeta, para definir juntos las normas de un mundo dislocado. Pero mientras ellos discuten, miles de personas saldremos a las calles a protestar y decir: ¡Solidaridad sin límites en lugar de G-20!

Se trata de „resiliencia“

Los integrantes del G-20 discutirán en el centro de Hamburgo las reglas del capitalismo. Es lo que se llama control de daños porque, por lo que se sabe, no se trata de buscar soluciones a los problemas más urgentes, sino de „resiliencia“. Traducido, esto quiere decir que las economías en crisis –y ya no más de alto rendimiento– deben acostumbrarse a vivir con las carencias y aceptar las condiciones sin protestar. También quiere decir hacer „fuertes“ a las personas, para que comprendan que la guerra es un instrumento de la política y que la lucha contra el terrorismo impuesta por el estado –al interior y al exterior– es una medida de seguridad apropiada; además, deben aceptar la importancia de las vallas y los campamentos de refugiados. Todo ello con objeto de regular los movimientos de población en todo el mundo, de acuerdo con los intereses de las economías dominantes. Celebrar esa reunión en una importante ciudad alemana es una provocación. El mensaje es: Hacemos lo que pensamos que es correcto y nadie nos lo va a impedir. Recibimos el mensaje.

Las acciones en Hamburgo 

¡Vamos a estar allí! La jornada de protesta se realizará en tres ejes. El miércoles y el jueves antes de la Cumbre (5 y 6 de julio), se realizará una „Contra-cumbre“ con foros, debates y talleres temáticos, en los que se abordarán los problemas globales más candentes con una perspectiva „desde abajo“. Numerosas ONG como Misereor y Pan para el Mundo –por nombrar sólo las más conocidas organizaciones de iglesia–, pero también grupos ecologistas y actores políticos muy diversos, no dejarán pasar la oportunidad de hacer oír su voz y tomar partido. El viernes (7 de julio) se realizarán acciones de desobediencia civil. Pese a los intentos por disuadirlas, muchas personas estarán presentes, para demostrar que los poderosos no tienen ningún poder sobre ellas. Por medio de una expresión simbólica, se buscará enfrentar la arrogancia del poder y demostrar que es posible superar el miedo. Por último, el sábado (8 de julio) se llevará a cabo una megamarcha internacional. Las y los organizadores, una amplia coalición de actores de la sociedad civil, cuentan desde ahora con que habrá una gran participación. En el campamento habrá la oportunidad de organizar juntos las acciones, encontrarse, planear y celebrar. La iglesia protestante participará con muchos eventos los días previos, pero también con oraciones por la paz y servicios religiosos paralelos al encuentro.

„Esta economía mata“

¿Por qué sentimos que es importante participar en las protestas? El desorden mundial capitalista nos empuja en un torbellino de violencia y muerte, cuando sólo estamos dispuestos a ver las cosas tal y como se presentan. Mientras escribo este texto, la Organización Mundial de la Salud hace un llamado desesperado para prevenir una catástrofe humanitaria en Sudán, donde millones de personas ­–la mayoría niñas y niños– están en riesgo de morir de hambre. En 2011 fue en Somalia, y el renombrado sociólogo y ex relator especial de la ONU Jean Ziegler escribió en su indignado discurso „Rebelión de la conciencia“ la demoledora frase: „Cada niño que muere de hambre, es asesinado.“ El Papa Francisco ha llegado al punto de decir: „Esta economía mata“. Y si bien es cierto que nosotros en Alemania y Europa disfrutamos del privilegio de no morir de hambre, también lo es que el capitalismo no se interesa por el alma de las personas. Por el contrario, con crueldad infinita nos insensibiliza y nos acostumbra a la injusticia indescriptible de la existencia real de la sociedad mundial, que es presentada como un estado natural.
Sin embargo, nos ponemos de pie y decimos „no“ a este sistema de muerte que se burla de Dios y de los seres humanos hechos a su imagen y semejanza, a los que desprecia, usa, recicla y descarta, dejando morir de sed y ahogados. Seamos solidarios y luchemos juntos contra él. No perdamos la esperanza y empeñemos nuestras vidas y el futuro contra los monstruos de nuestro tiempo.

Trad. Pilar Puertas

original:
¡Cristianas y cristianos! Digamos “no” al sistema de muerte
Publicado en Amerinidia el 23/06/2017


0 Antworten auf „¡Cristianas y cristianos! Digamos „no“ al sistema de muerte*“


  1. Keine Kommentare

Antwort hinterlassen

XHTML: Du kannst diese Tags benutzen: <a href=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote> <code> <em> <i> <strike> <strong>


drei × = neun